BUSCAR EN EL BLOG

2

Trucos para vender una casa

Como preparar una casa para venderla

Si nos encontramos en esta situación porque vamos a cambiarnos a otra vivienda y decidimos vender nuestra actual casa, deberíamos tener presente una serie de trucos que nos ayudarán a venderla más rápidamente en estos delicados momentos por los que atraviesa el mercado inmobiliario.
La decoración y el aspecto general que tenga la casa en el momento de enseñarla a los posibles compradores es muy importante.
Planificar y adecuar la decoración nos ayudará a ganar muchos puntos ante los interesados.
Vamos a ver algunos trucos para lavarle la cara a nuestra casa en venta y así conseguir mayor número de visitas. La mejor forma de plantearnos la venta es imaginar que estamos diseñando el escenario que normalmente vemos fotografíado en las revistas de decoración de interiores. Todo debería estar en su sitio, perfectamente ordenado, limpio y dispuesto de un modo natural, casual...confortable.
Hay que olvidarse de nuestros gustos particulares y pensar que el único objetivo ahora es destacar lo mejor de la casa a los posibles compradores.
Si podemos es mejor que las estancias estén recién pintadas, los electrodomésticos limpios y brillantes y colocar flores frescas ó plantas (que estén en perfecto estado) en lugares estratégicos de la vivienda.

La cocina y los cuartos de baño deberán estar relucientes, oler a limpio y  procurar que no haya desorden. 
 

Veamos más ideas que nos pueden ayudar:

Recordar dar a las habitaciones de la casa sensación de amplitud, si es preciso retiraremos los cubrecamas y las alfombras, guardaremos los recuerdos familiares, cambiaremos todo lo que esté estropeado ó muy viejo y reduciremos el mobiliario al mínimo imprescindible.
Buscaremos los defectos evidentes, habitación por habitación, aquellos que puedan estropear el aspecto general. Por ejemplo, si falta de algún tirador de una puerta, si hay una bombilla fundida, limpiaremos manchas de las paredes, repararemos una puerta de armario que no encaja bien.

Recolocaremos los muebles para que el ambiente no esté cargado y sobre todo que los nuevos destaquen lo máximo posible. Debemos tener una buena iluminación, así que persianas subidas, cortinas recogidas y cuántas más luces encendidas mejor. Antes de abrir la puerta a los posibles compradores, recordar encender todas las luces y lámparas, aunque sea de día.

Otra cuestión a tener en cuenta es crear una entrada (recibidor) acogedora, las primeras impresiones son muy importantes, podemos colocar un jarrón de cerámica con flores de colores para dar alegría, alguna pieza escultórica, un cuadro.
Los espejos también resultan una excelente opción, ya que agrandan los ambientes dando sensación de amplitud y profundidad.

Deberíamos tener especial cuidado con el cuarto de baño y la cocina, ambos sitios deben brillar por su limpieza. Limpiar bien los azulejos de manchas de grasa,  quitar señales de humedad o moho de las juntas, colocar toallas limpias en el cuarto de baño y guardar todos los utensilios de la cocina.
Algunos expertos aconsejan que llenemos nuestra casa con aromas deliciosos para potenciar el bienestar, con flores frescas, inciensos, velas aromáticas o cestitas de flores secas repartidas por la casa.
Preparar rincones que inviten al relax y a la calma, porque comprar ó vender una casa es estresante, por eso los posibles compradores agradecerán unos toques de paz, orden y cordialidad que podemos conseguir...
...colocando un servicio de café ó té en una pequeña mesa al lado de una ventana con una agradable vista.
Preparano un atractivo centro de fruta fresca colocada en la encimera ó en la mesa de la cocina.

Poniendo varios jarrones de flores frescas en zonas claves de la casa, la mesa del salón, en la entrada, las mesitas de noche, la escalera...
Dejano unos libros de arte o de viajes estratégicamente abiertos en una mesita ó en algún mueble auxiliar.

Y si el sofá es viejo, podemos colocar unos cojínes grandes y de exóticos colores encima para disimular.
    Y por último las mascotas, debemos pensar que hay personas que sienten miedo ó simplemente no les gustan los perros, los gatos o incluso los pájaros enjaulados, o que sufren alergías cuando están cerca. 


    Aunque a nosotros nos encanten los animales, es aconsejable tener estas premisas en cuenta y llevar a nuestra mascota a casa de un vecino o de un familiar cada vez que enseñemos la casa a posibles compradores. 

    Fuente : Euroresidentes
    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...